NBA

Tomas Satoransky se reunirá con Kristaps Porzingis en los Wizards

En cuestión de días (horas) Kristaps Porzingis y Tomas Satoransky podrían compartir vestuario por segunda vez en sus carreras. El central letón llegó a Washington en la fecha límite de fichajes procedente de Dallas. El escolta checo acaba de acordar la compra con los Spurs y, según Adrian Wojnarowski de ESPN, también firmará con los Wizards como agente libre. Ahora hace nueve años que ya jugaban juntos.

Hay que remontarse a la campaña 2013-14, en Sevilla, para recordar cómo estos dos chicos deslumbraron en la ciudad andaluza. Satoransky fue el primero en llegar. Lo hizo en 2009, con 17 años, y rápidamente empezó a jugar con el primer equipo. Estuvo hasta cinco años en el equipo sevillano de la ACB, y en el último guió al equipo hasta los playoffs siendo su líder indiscutible.

Por suerte para el entonces llamado Cajasol (Baloncesto Sevilla), un talento como Satoransky coincidió en el tiempo con otro de la magnitud de Kristaps Porzingis. El letón llegó a Sevilla siendo un adolescente de 15 años. Jugó en las categorías de cadete y juvenil hasta que Aito García Reneses, un entrenador al que le gusta dar oportunidades a jóvenes con grandes cualidades, le lanzó al primer equipo justo en aquel curso 2013-14. Porzingis no tardó en destacar y para el verano de 2015 ya estaba en el draft de la NBA como número 4.

Estuvieron poco tiempo juntos en la pista, pero fue una alegría para los que la vieron (vimos). Ambos destacaban por su físico –Satoransky era un base de dos metros y Porzingis ya se acercaba a los 2,21 metros que luce actualmente–, pero más allá dejaban claro que su techo estaba lejos de alcanzar; no en vano ambos son hoy jugadores de la NBA.

Sobre lo que podrán hacer juntos en Washington… Bueno, la verdad es que todo es una incógnita. Porzingis ha llegado como una estrella apagada. Sus números esta temporada, 19,2 puntos, 7,7 rebotes y 1,7 tapones, son buenos, pero no convencen de su papel como jugador principal de un equipo; más aún dado lo propenso que es a las lesiones.

En cuanto a Satoransky, en principio debería fichar por lo que resta de campaña, pero no sería de extrañar que los capitalinos cuenten con él a más largo plazo. Conocen bien al base checo, ya que pasó las tres primeras temporadas de su carrera en la NBA con ellos (2016-2019).

En definitiva, no sabemos qué les depara el futuro, pero seguro que ambos han revivido muchos recuerdos en las últimas horas de una juventud que compartieron y los han moldeado para ser lo que son hoy.

(Foto de Stacy Revere/Getty Images)

Mas Leídas

To Top