NBA

Michael Reinsdorf entretenido con el emprendimiento de Karnisovas en Bulls

Desde 2010 —de todos modos poco antes— el peso de Jerry Reinsdorf en el día a día de los Chicago Bulls se ha con limite a trabajos de asesoría. En cambio, decidió poner a un hombre que pudiese representar sus intereses hasta la medula. El dueño de la licencia desde 1985 ahora tenía mucho más de 70 años y había consumido mucha energía en la década de 1990. El preferido no sería otro que su hijo Michael, quien una vez acabada la cuerda de la Rosa, Noah y Butler; no dejó de tomar resoluciones de incierto calado. Hasta el momento en que en 2020, Arturas Karnisovas cayó del cielo. “En el momento en que lo contratamos, creemos que nos asistiría a medrar. Pero jamás que lo haría tan veloz”, le afirma a ESPN.

Es lo que debe desplazar el árbol, que en ocasiones caen frutos. Ahora el año pasado el directivo general decidió que Billy Donovan era el hombre conveniente para administrar una nave que tenía a Zach LaVine como cara aparente. Desde ese momento, Karnisovas no dejó de procurar prosperar el equipo con jugadas ambiciosas. Primero fue Vucevic y después llegaron DeMar DeRozan, Lonzo Ball y Alex Caruso; que se unen a los éxitos de draft de Patrick Williams (2020) y Ayo Dosunmu (2021). Antes que comenzara la temporada, la ambición se encontraba ahí, pero había inquietudes sobre el encaje del nuevo conjunto. Absolutamente nadie aguardaba que los Bulls lideraran la Charla Este con un récord de 27-12 ahora mismo.

No Reinsdorf. “No hay inconvenientes. No hay drama. Sencillamente un conjunto en el que todos desean pasar al próximo escenario”. Aceptando su superstición, el hijo del jefe no desea tirar las campanas sobre la marcha, pero afirma que está “feliz de regresar a conocer ciertos Chicago Bulls importantes”. localidad no ven los playoffs desde 2017, y todo señala que este va a ser el año del regreso.

Michael resalta la proximidad con la que trabaja Karnisovas y su empeño por saber a la organización y a sus pertenecientes desde el momento en que aterrizó en sus áreas de trabajo en 2020. Forjó una relación instantánea con Donovan y se interesó por entender qué aguardaba Zach LaVine del equipo y crear en eso. allí. “Su ego no tiene que ver con ser el ganador de cada trato. Fue belicoso en el traspaso de Vucevic y nos enseñó que no todo da un giro en torno al statu quo«. Michael Reinsdorf ahora tiene su Jerry Krause especial, solo que este consiguió meterse todo Chicago en el bolsillo.

(Fotografía de portada por Elsa/Getty Images)

Mas Leídas

To Top