NBA

Los 76ers vencieron a Cleveland y siguen siendo dulces

Los 76ers siguen invictos desde la llegada de James Harden. La escuadra de Pensilvania sumó su quinta victoria consecutiva al derrotar a los Cleveland Cavaliers por 125-119, consolidándose en la segunda posición del Este e incluso acercándose al liderato, pues con esta victoria se colocan a solo dos juegos de los Heat. En esta ocasión, las cosas no fueron tan fáciles para los filadelfias, que no empezaron bien el partido pero mostraron una gran capacidad de reacción para continuar con su gran momento.

Y es que el equipo de Doc Rivers se encontró con un inicio arrollador por parte de los Cavs, que con un parcial de 18-39 en la salida consiguieron abrir un hueco importante sin apenas haber terminado el primer cuarto. Los visitantes fueron una aplanadora absoluta en los minutos iniciales, atrapando a unos 76ers totalmente desprevenidos que tardaron en encontrarse y lo pagaron mirando muy abajo.

Sin embargo, la reacción no se hizo esperar, aunque no llegó en forma de parcial demoledor sino de remontada lenta pero constante. Con un buen cierre del cuarto, Filadelfia logró reponer algo el marcador del primer cuarto, y al medio tiempo ya habían logrado llevar la diferencia por debajo de los dos dígitos. Fue en la segunda mitad cuando los locales terminaron de darle la vuelta al partido, haciendo gala además de una efectividad en el embrague que evitó que Cleveland volviera a dar un susto al Wells Fargo Center.

Tyrese Maxey tuvo mucho que ver en esta gran segunda parte que, como los 76ers en general, fue de menos a más claramente y acabó firmando un partido sensacional. El base acabó con 33 puntos, 24 de los cuales llegaron en una segunda parte en la que fue la gran referencia de su equipo. El segundo protagonizó algunas de las acciones clave del último cuarto, como dos triples consecutivos que pusieron al frente a Filadelfia o dos tiros libres que ayudaron a sentenciar el partido en el último minuto, consiguiendo ser el máximo anotador por delante de James Harden. y Joel Embid.

Estos también fueron creciendo a medida que avanzaba el duelo, aunque fueron algo más discretos de lo habitual. La Barba solo hizo 10 tiros de campo (aunque se desplazó hasta la línea de tiros libres en 12 ocasiones) para sumar sus 25 puntos, mientras que el central llegó a los 22 en 14 tiros, realizando menos intentos que el propio Maxey o Tobias Harris, que acabó con 15 puntos. Además, Harden logró sumar un doble-doble al repartir 11 asistencias, mientras que Embiid estuvo cerca tras capturar 9 rebotes.

Quien también firmó un doble-doble, en su caso con récord personal incluido, fue Darius Garland, que con 26 puntos y 19 asistencias se encargó de liderar a su equipo tanto en anotación como en dirección. El base, que firmó su mejor marca en cuanto a pases de canasta, igualó a Chris Paul como el jugador que más asistencias ha repartido en un partido esta temporada, y alcanzó una cifra que solo habían logrado LeBron James y Andre Miller con la camiseta de los Caballeros en el siglo XXI.

Isaac Okoro, con 22 puntos y un sensacional 7/8 de tiro, fue segundo en anotaciones, aunque su rendimiento ofensivo se desvaneció notablemente tras sus 13 puntos en el primer cuarto. Jarrett Allen y Cedi Osman, por su parte, sumaron 20 cada uno, ayudando a los Cavaliers a ofrecer una muy buena imagen en medio de una mala racha de resultados (han perdido seis de sus últimos siete) que, sin embargo, no les valió la pena. volver a encontrarnos con la victoria.

(Foto de portada: Tim Nwachukwu/Getty Images)

Mas Leídas

To Top