NBA

Jahlil Okafor va a China

Philadelphia, Brooklyn, New Orleans, Pistons y Atlanta, estos últimos sin siquiera debutar. Bastante. Jahlil Okafor, número 3 del Draft de 2015, se ha agotado de estrellarse contra el muro del ostracismo, y observando como los jóvenes comenzaban a irse prácticamente sin tocarles de la NBA, eligió por ofrecer el preciso paso al costado.

No obstante, en el momento en que lo habitual podría haber sido Europa para un jugador de su calidad, el pívot se ha decantado por China y específicamente por el Zhejiang Guangsha Lions (donde anteriormente han jugado viejos populares como Wilson Chandler o Javaris Crittenton), según cuenta fuentes del notero Emiliano Carchia, de Sportando.

Meses atrás, el agente de Okafor estuvo comentando con el Partizan a fin de que su cliente pudiese jugar en el viejo conjunto de naciones, pero las negociaciones se torcieron en el último instante. Y en este momento lo que mucho más apremia al jugador, en el momento en que el destino comienza a semejarle lo de menos, es amontonar minutos a ritmo competitivo y regresar al escaparate. Ten en cuenta que prosigue ahí, que todavía sabe marcar y que, en algún momento, ha de ser salvado al límite nivel.

encaje dificil

En este momento quedó claro que en la era del triple, pertenencias cortas, baloncesto aposicional y físico favorecido, Jahlil Okafor es como Asurancetúrix solo que del revés. Tras su voluble año de rookie (17,5 puntos y 7 rebotes) se confirmó que está retrasado. Hace 2 décadas habría sido un All-Star incesante con la lista de entrenadores en jefe a su predisposición. Hoy día, con una defensa muy pobre, un medio bajo y unos elementos al poste, si bien muy, muy bellos, poco rentables en el momento de suplir sus otras faltas, se quedó sin espacios.

A esto, de los comentarios de sus años en la liga, habría que agregarle un inconveniente de actitud. No termina de cuadrar en ninguna de las franquicias en las que desciende.

De ese magnífico trío que dominó el Draft de 2015 y que apuntaba al perenne All-Star, con Towns y Russell a la cabeza, solo el tercero ha defraudado hasta el día de hoy. A sus 26 años, el ex- duque todavía está a tiempo de ofrecer un giro a su trayectoria, pero deben pasar varias cosas a fin de que esto ocurra. El paso inicial ahora está dado: poner a la NBA en espera. Lo siguiente es proceder a su nuevo destino y probar que la CBA por el momento no es un juego de pequeños para él.

(Fotografía de portada de Todd Kirkland / Getty Images)

Mas Leídas

To Top