NBA

Chandler Parsons y su extraño camino hacia el éxito económico

La mezcla de lesiones y las ingentes cantidades de dinero acumuladas han convertido a Chandler Parsons en una broma recurrente para los aficionados de la NBA. El alero anunció su retirada en enero tras dos años sin jugar. En 2020 los Atlanta Hawks rescindieron el contrato de un jugador que solo había disputado 100 partidos en cuatro temporadas con un rendimiento que no estuvo ni cerca de sus días de gloria. Ya parecía un buen negocio cuando en 2016 firmó 94 millones por cuatro años con los Memphis Grizzlies, pero mejoró con el tiempo. Ahora el exjugador cuenta cómo alguien que era tercera espada en su apogeo fue capaz de encadenar dos contratos máximos consecutivos.

Todo comienza en 2013. A Parsons le quedaban algunos meses en su contrato de novato, pero los Rockets podrían ejercer su opción de equipo para retenerlo por $920,000. Un chollo por el que fue su segundo máximo goleador tras James Harden. En estos, Parsons buscaba a un agente que pudiera forzar la improbable negativa de Houston de extender su contrato. El elegido fue Dan Fegan, agente de Dwight Howard. “Me dijo que podía hacer que Houston renunciara a ese cuarto año. Fue a hablar con el gerente general y el propietario y dijo: ‘Te ofreceré a Howard si no ejerces la opción sobre Parsons’. Así que firmé un contrato máximo y tenemos a Howard. Ha sido uno de los movimientos más mafiosos que he visto en mi vida», le dijo a Matt Barnes en All the Smoke.

Lo que pasó es que los Dallas Mavericks aprovecharon la situación y le ofrecieron $46 millones por tres años. Los Rockets podrían haber acertado el número, pero no lo hicieron y el jugador aterrizó en el destino deseado. “Jugar en el sistema ofensivo de Rick Carlisle es lo mejor que le puede pasar a un tirador. Me encanta Dallas”.

hazañas financieras

Pero las hazañas de Fegan no terminan ahí, su firma con los Grizzlies también es un gran logro para el difunto agente. Parsons decidió rechazar su opción de jugador con Dallas de cara al 2016-17. El jugador ya contaba con un historial probado de lesiones, pero confiaba en conseguir un nuevo contrato máximo. Portland figuraba como su primera opción por la ilusión que le hacía compartir equipo con Damian Lillard y CJ McCollum.

Sin embargo, Fegan lo convenció de que se reincorporara a los Memphis Grizzlies. Una vez en Tennessee reuniéndose con los líderes de la franquicia, el agente apartó a Chandler. Vas a ir a Menfis. dijo ante la incredulidad de Parsons. Fegan continuó. «Portland te hará pruebas físicas y con los precedentes de Brandon Roy y Greg Oden, lo más probable es que no las pases. Si eso ocurre, lo máximo que te ofrecerán en la Liga será un contrato mínimo y tirarás 95 millones por la borda. Dicho y hecho, Parsons canceló la búsqueda de casa en Oregón y mintió en la cara de su gerencia para quebrar el banco nuevamente con los Grizzlies. El resto, el historial de lesiones, es historia.

(Foto de portada de Rob Carr/Getty Images)

Mas Leídas

To Top